Ads Top

La crisis en la Linea E, en cifras

06/05/2018 - Formaciones en mal estado, estaciones poco accesibles, goteras y demoras, son sólo algunas de las características de la línea más rezagada de la red de subterráneos de Buenos Aires. En este informe repasaremos algunas de las cifras que la convierten en una línea en crisis.

Foto: enelSubte.com
La Linea E del Subte de Buenos Aires conecta los barrios de Flores y Montserrat. Se inauguró en 1944 y fue la primera linea en circular al sur de la Avenida Rivadavia. Con una extensión de 9,6 kilómetros, aún tiene pendiente su extensión hasta Retiro que agregarán 2600 metros más a la red.

En la actualidad, se trata de la linea con menor cantidad de pasajeros diarios, con poco más de 80 mil personas que utilizan el servicio todos los días, contra los 300 mil que circulan por la linea D. Los trenes viejos y con poca cantidad de coches desalientan su uso para la mayoría de los pasajeros que requiere viajar hasta el centro porteño.


En los últimos meses, las fatigadas formaciones CAF-GEE de origen español, con 60 años de uso, comenzaron a ser reemplazadas por trenes Fiat-Materfer con 30 años de uso, traídos de las lineas A y D.

Ya son 10 los trenes Materfer en circulación, y se planea la incorporación de 8 formaciones más. No obstante, esta renovación a medias no es suficiente para resolver la crisis de material rodante a la que se enfrenta la linea.

Según la información recolectada por un grupo de usuarios en Twitter, la Linea E circuló 96 días con demoras hasta el último día de abril, de los 120 que transcurrieron en total de servicio. Esta cifra nos da una alarmante cifra de 80% de días con demoras.

La preocupación no termina ahí. El tiempo de espera promedio entre cada formación es de 12 minutos en hora pico. Algunos usuarios han registrado demoras de hasta 22 minutos, una cifra 3 veces mayor a la frecuencia oficial de 7 minutos de la linea.

Además, se contabilizaron en total 25 días con interrupciones y/o limitaciones en el servicio. Durante el mes de abril, por ejemplo, tan solo se registraron 2 días con servicio normal, siendo el resto de los días afectados por algún tipo de interrupción, demora o cancelación.

La reforma cancelada
En 2005, el Estado Nacional había encargado la reforma de 64 coches CAF-GEE de ésta linea, adjudicadas a la empresa EMEPA. No obstante, luego del traspaso de la administración de la red a la órbita porteña, el gobierno de Mauricio Macri decidió cancelar este contrato. Tal como informó en su momento el sitio enelSubte, las pocas formaciones que llegaron a ser renovadas, fueron rematadas en 2017.

Además de estos coches, también se planeaba la incorporación de trenes Siemens reformados también por EMEPA, que cumplieron servicios en las lineas A y H. Estos trenes, a pesar de tener un rendimiento cuestionable, brindaban mejor iluminación y ventilación que los trenes españoles.

Sin embargo, la incorporación de los Siemens también fue cancelada, y las formaciones actuales no alcanzan para cumplir con la demanda de pasajeros en los tiempos de servicio oficiales establecidos por Metrovías.


Extensión a Retiro y algunas mejoras
La demorada extensión entre Bolívar y Retiro será inaugurada recién en Mayo de 2019. Las obras, que están casi completadas, están a la espera del refuerzo de la flota que permitirá absorber la creciente demanda y la descompresión de la linea C en horario pico.

Desde mediados de 2017 se está ejecutando la renovación de vías entre Independencia y Plaza de los Virreyes. Además, se realizan algunas reparaciones en estaciones que incluyen cambio de pisos y nueva pintura en paredes y techos.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.