Ads Top

Lanzan una mega licitación para comprar 1.500 coches de trenes

Son para los servicios metropolitanos. Se pagarán US$ 2.800 millones para unidades que llegarán entre 2020 y 2023.



El ministerio de Transporte lanzará hoy una licitación para la compra de 1500 coches eléctricos para las líneas de trenes metropolitanos. Se estima que la adquisición de esos vehículos demandará una inversión de US$ 2.000 millones, pero también habrá que destinar otros US$ 800 millones para mantenimiento de los mismos, asistencia técnica y repuestos. Las empresas interesadas deberán presentar propuestas donde contemplen que un 20% de los coches deben tener componentes nacionales.

Aunque se desconocen los números del gobierno chino -que realiza inversiones ferroviarias monumentales- el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, cree que se trata de "la mayor licitación de compra de trenes que existe hoy en el mundo".

Los nuevos coches forman parte del proceso de renovación de las líneas de trenes, con electrificación de los tendidos que conforman la red de expresos regionales, un sistema de 800 kilómetros de extensión que estará listo hacia fines de 2023. Las unidades serán para las líneas San Martín, Roca, Sarmiento y Mitre.

La licitación se publicará hoy en el Boletín Oficial. El resultado se conocerá durante el primer trimestre de 2018. Pero los primeros trenes nuevos recién estarán en funcionamiento durante el primer semestre de 2020 y se irán incorporando unidades hasta 2023, cuando se estima que los 1.500 coches ya estarán en funcionamiento. Las unidades ferroviarias tienen un promedio de 30 años de vida útil.

El tren es el medio de transporte más utilizado por los sectores de menores ingresos. "El 75% de los usuarios del tren pasa 2 horas 32 minutos viajando. La mayoría combina el tren con alguna línea de colectivo", puntualizó Germán Bussi, secretario de Planificación de Transporte.

El Gobierno inscribe la licitación dentro de una inversión de US$ 14.000 millones para mejorar todos los trenes metropolitanos entre fines de 2015 y fines de 2023, "La idea es cuatriplicar la cantidad de personas que utilizan los trenes, a través de mayor frecuencia (de 3 a 5 minutos en hora pico), rapidez en el viaje, seguridad y comodidad", marca Bussi. Entre las obras que están en ejecución para lograrlo está el soterramiento del Sarmiento, la electrificación del Roca y viaductos en tres líneas. Hay cerca de 1,4 millón de viajeros diarios en trenes.

"Las empresas deben conseguir financiación privada para sus ofertas", detalló Dietrich en relación a la compra de coches. El Estado nacional pagará por los trenes una vez que hayan sido entregados. "Antes se compraban trenes sin repuestos, tecnología, mantenimiento, sistema de frenados. Ahora el que gana tendrá que encargarse de esas tareas e incorporar un taller por 10 años", remarcó Marcelo Orfila, presidente de Sofse, la sociedad estatal que administra los trenes.

Los usuarios de los trenes agradecen cuando hay mejoras. En la renovada estación de Retiro, donde la gente suele encarar viajes largos, el uso de los baños se triplicó porque están en mejores condiciones que antes.

Bombardier, Alston, Siemens, CAF, Hyundai, Mitsubishi, Marubeni, Transmaholding son algunas de las 16 empresas que participaron del "data room". Allí las empresas realizaron 580 preguntas para tener en cuenta a la hora de realizar los pliegos licitatorios. Se atendieron las consultas para que la convocatoria sea prolija técnicamente y transparente. "La idea era evitar que estuviera dirigida para beneficiar a alguna empresa o algún otro curro como hubo en el pasado", insistió Dietrich. En el Gobierno se entusiasman con la idea que algún fabricante de trenes instale una planta específica en el país.

El ministerio de Producción mantuvo reuniones con productores locales de distintos componentes, que podrían participar de los nuevos coches. La idea es que los oferentes con mayor cantidad de piezas de origen nacional reciban mayor puntaje a la hora de precalificar. Martín Irigoyen, secretario de Industria, identificó proveedores de iluminación, parabrisas, asientos, revestimientos, aire acondicionados y puertas, entre otras partes. "Algunos proveedores de Toyota expresaron en interés en participar", detalló.

Con respecto a los coches comprados por la gestión kirchnerista -como los chinos que están en varias líneas- el secretario Bussi estima que se seguirán utilizando los que se encuentren en buen estado.

Fuente: Clarín

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.