Ads Top

El tren a Vaca Muerta entró en el presupuesto 2018

Si ya estuviera en marcha podría transportar las 6.000 toneladas diarias de insumos que utiliza la industria petrolera. Ayudaría a descomprimir las rutas de la región.



El tren a Vaca Muerta podría llamarse también el tren de las 6.000 toneladas diarias. Esto si ya estuviera en funcionamiento. Si como se proyecta, las obras finalizaran en 2020, esos números podrían triplicarse.

El volumen de insumos que necesita la industria petrolera actualmente pone al límite la capacidad de transporte terrestre. Por eso creen que no sólo permitiría descongestionar rutas sino que también posibilitaría bajar los costos de la actividad, globalmente, por encima de un 10%.

El gobierno nacional dio un paso más en la materialización del proyecto al incluirlo en el anexo del presupuesto 2018 para iniciativas de participación público-privadas (PPP).

Allí estableció que las obras, divididas en etapas durante tres años, tendrán un costo total de 35.836 millones de pesos, casi cuatro veces más de lo que arrojaron las primeras estimaciones que realizó el ministerio de Transporte.

Según el gobernador Omar Gutiérrez, las discusiones para armar una estructura de financiamiento entre el Estado y los privados está “avanzada”. En este caso los beneficiarios directos son las empresas petroleras y desde Nación entienden que son las que tienen que dar el puntapié inicial.

Análisis en YPF

Desde la cartera nacional que dirige Guillermo Dietrich le tiraron la pelota a la petrolera de mayoría estatal YPF.

El presidente de la compañía, Miguel Gutiérrez, delegó en un área técnica el análisis de costos con la implementación de la nueva vía de transporte.

Creen que de esa evaluación podría salir la primera fuente de financiamiento: es decir, que la obra se pagaría con el ahorro futuro que permitiría el nuevo transporte.

Sin embargo los plazos, de una iniciativa central como lo es el tren de carga, hasta ahora solo acumulan atrasos. Inicialmente la primera etapa de trabajos estaba prevista licitarse en septiembre, pero luego se reprogramó para fin de año.

Con la inclusión en el presupuesto, la obra tomó otro impulso. Nación podría armar el proyecto y licitar pero con el financiamiento de un privado. “Río Negro” consultó a distintas fuentes para conocer precisiones sobre el llamado; sin embargo no se conocen fechas ciertas, incluso tampoco hay estimaciones aproximadas.

Más pesado que la fruta

Una perforación estándar en Vaca Muerta (1.500 metros de rama horizontal) entierra a unos 3.000 metros de profundidad arena, cemento y tubos por unas 6.400 toneladas.

Un promedio de la actividad en los últimos años arroja que se completan unos 26 pozos mensuales.

Con esos datos se puede proyectar que, de estar hoy en funcionamiento, la formación de cargas entre Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires y Añelo, trasladaría materiales por 1,9 millones de toneladas anuales.

Si se suma todo el movimiento de la fruticultura en la región, mercado interno y exportación, se tienen unas 700.000 toneladas.

Sin embargo, en la industria, tras los últimos anuncios de inversiones, se espera que en los próximos tres a cinco años la actividad se incremente significativamente. Hacia el 2020 los volúmenes que se transportarán podrían triplicar a los actuales.

Sólo en proyectos de gas se espera pasar de unos 60 millones de metros cúbicos diarios a cerca 80 millones de metros cúbicos al día. Ese panorama permitiría reemplazar las importaciones de GNL que se hacen vía puerto y que significan el gas más caro que paga el país.

En la actualidad hay más de dos decenas de proyectos en su etapa piloto y sólo en desarrollo están Loma Campana, Fortín de Piedra y El Orejano.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.